Casa de Amy Winehouse se convierte en hogar para rehabilitar mujeres adictas al alcohol

Amy Winehouse en concierto Imagen: Getty Images

Amy Winehouse, una de las artistas británicas más reconocidas por la mezcla de ritmos como el jazz, R&B y soul, fue encontrada muerta en su apartamento a los 27 años a causa de una intoxicación con alcohol en el 2011.  Su legado ha dejado música nueva, un documental, un libro y muchas enseñanzas para quienes descubrieron por este suceso, su música.

Pero Amy no solo dejó una gran huella en la música moderna que iba perdiendo las raíces del soul, también ha dejado su casa en el Reino Unido “Amy’s place”, que ha sido restaurada como centro de rehabilitación dedicado a mujeres jóvenes.

La iniciativa fue de la madrastra de Amy, quien empezó diseñando la casa para ayudar a que las jóvenes se mantengan sobrias, mientras asisten a rehabilitación. Por ahora, es la única casa en el país que ayuda jóvenes en esta situación.

Imagen: Getty Images

Amy’s place tiene espacio para 16 personas, con pequeños apartamentos donde pueden durar dos años. Existen reglas estrictas sobre la prohibición de consumo de drogas y alcohol, además de visitas nocturnas. Constantemente les hacen test sorpresa para confirma que están limpias.

En la casa también cuentan con actividades que las ayudan a sentirse empoderadas como mujeres y ciudadanas, fortaleciendo su motivación en la rehabilitación. Se espera que cada uno de los casos que llegan sean exitosos, pues el lugar buscar hacer honor a la memoria de la cantante, que seguro estaría orgullosa de ver la labor hecha en el que era su hogar.

Comments